Archivo del blog

martes, 16 de abril de 2013

6 Semanas para ser un pibón...

Hola tod@s,
 
Espero que estéis bien y que sigáis con ánimo vuestras dietas para liberaros de esos kilos de más, ya no sólo por una cuestión estética, sino fundamentalmente de salud.
 
Llevo días sin escribir porque aún no he podido volver a la disciplina. Espero poder hacerlo esta semana. Al final, me he puesto tantas actividades "extra escolares" que no llego!!!
 
Sigo con las duchas frías, ahora no puedo vivir sin ellas!! Increíble ¿Verdad? Para las que todavía no os hayáis atrevido, llega el veranito y espero que el calor os anime porque sientan muy bien.
 
La alimentación: más o menos, aunque sin pasarme. Ayer por ejemplo fue un día perfecto. Ahora si me encuentro en algún evento o cena, doy prioridad a las proteinas.
 
Deporte: Lo intento casi todos los días, pero si en alguna ocasión me levanto cansada, opto por sustituir el running por un paseo. No caminata rápida, sino paseo. Mantengo todo los lunes la clase de Pilates con el instructor de Bilbao, cada día lo llevo mejor.
 
Os seguiré contando en cuanto pueda...
 
¡¡Animo a tod@!!
 

domingo, 7 de abril de 2013

6 semanas para ser un pibón (día...)

Día: He perdido la cuenta....

Hola tod@as,

Aquí estoy de nuevo. Mañana retomamos la disciplina. Prometido. De verdad, de la buena.

Me lo pasé en grande en Baqueira. Fueron 3 días muy intensos pero merecieron la pena. No sé si conocéis el Valle de Arán, es un lugar muy bonito en cualquier estación del año, pero cuando nieva es espectacular.

Llegamos el miércoles por la noche. Salimos ese mismo día en AVE hasta Lérida, y después autobús hasta Arties. 


Un pueblo que parece extraido de un cuento. El hotel muy bonito y decorado con mucho gusto. 
Al llegar solo nos dio tiempo a soltar las maletas. Nos estaba esperando una cena con productos típicos araneses.
Hay que ver lo bien que se come en cualquier punto de nuestra geografía....

Los organizadores habían escogido para el menú cada uno de los platos que se podían leer en la carta, afortunadamente era cortita, porque desde luego no le faltaba abundancia.

Paté, verduras a la brasa, queso, pulpo a la brasa, carne a la brasa....  de postre no podía faltar la crema catalana.

El Jueves no desayuné porque la cena del día anterior fue tan copiosa que no me sentía capaz de ingerir nada. No os podéis imaginar como era el buffet, todo muy apetecible pero tomé un té verde. 

Esa mañana tocaba tiempo libre... Las opciones eran: spa, esquí, visita románica.

No, que no, no seais mal pensados. No elegí el spa, sino el esquí. No había esquiado en mi vida... Eso sí mi indumentaria era impecable. Siempre, siempre, siempre: antes muerta que sencilla... jajaja.

Nunca me ha atraido la nieve, siempre he preferido el mar a la montaña. Pero como parece ser que Baqueira es la mejor estación de esquí de España había que aprovechar. 

La mayoría de los que optaron por esquiar tienen unos niveles altísimos... todos me daban cientos de consejos. " te vas a caer un montón de veces, pero no te rindas.... ya verás es muy divertido" mientras subíamos a las pistas uno me decía "tenías que haberte traido algo para cambiarte porque vas a acabar de agua hasta las cejas"....  Con estos ánimos, como para bajar corriendo jaja

Fui prudente y contraté a un monitor. Bueno me tocó una monitora, encantadora la verdad, y no, no terminé así:

Recordaréis que en algún post os conté que había empezado muchas cosas y que en el trastero tengo de todo: bicicleta, palos golf, patines de rueda, patines de hielo, etc.

Bueno pues el hecho de haber patinado sobre hielo me ayudó bastante en cuanto a mantener el equilibrio.  No me caí, eso sí me tiré 2 veces porque ya iba cogiendo una velocidad difícil de controlar para mi condición de principiante.

Se trabajan muchísimo las piernas y los glúteos. Sinceramente, acabé un poco cansada y convencida de que al día siguiente no me podría mover.

La experiencia me encantó, y pienso repetir... me apunto a la próxima temporada, a Baqueira si me toca la lotería (es todo carísimo), pero sí o sí quiero aficionarme a este deporte.

Cuando terminé, me fui al bar que estaba a pie de pista para esperar a mis compañeros.

Para el almuerzo nos llevaron a un refugio "chic" de alta montaña...
Creo que en temporada alta, no tiene desperdicio. Parece ser que es un lugar fantástico para el posturero.

Aquí también, el menú se componía de productos araneses. 

Después tocaban actividades para fomentar el trabajo en equipo. ¿Cómo nos desplazamos al lugar donde nos esperaban los talleres?

Cuando ví las motos de esquí mi cara cambió de color, es más creo que en unos segundos pasaron por mi rostro todos los colores del arco iris.

Le tengo pánico a los quads, y esto es más o menos parecido. Al final estuve toda la tarde de "paquete".  Sinceramente soy una inepta total a la hora de conducir un quad, y esto pesa mucho más así que ni lo intenté. El problema es que no tienen dirección asistida, y no puedo con ellos. En serio!

Llegamos a los talleres que consistían en una simulación de salvamento después de una avalancha. Fue muy interesante, pero con esfuerzos físicos, y el cuerpo no daba para mucho más.

Empezó a nevar, pero a nevar de verdad... nos fuimos a cenar a otro refugio. Este más normal aunque para mi gusto más bonito. El refugio de Montgarri.

Los organizadores, nos gastaron una pequeña broma, nos dijeron que como había nevado tanto nos tendríamos que quedar a dormir todos juntos en el refugio. La verdad, nos encantó la idea, y estábamos todos convencidos de que allí nos quedábamos.

Después de una charla sobre liderazgo y trabajo en equipo, llegó la cena: embutidos varios, sopa aranesa, carne y de postre yogur.

Terminamos a las 23:00 aproximadamente. Teníamos que retomar el camino de vuelta en moto, hasta el parking donde nos esperaba el bus para llevarnos al hotel.
Fue alucinante, el paisaje totalmente nevado por la noche, maravilloso.

Llegamos al hotel casi a las 00:00. A pesar de lo agotados que estabamos nos dio tiempo a ir a tomar una copa al único bar abierto en el pueblo. Eso sí rapidito porque no dábamos para más. Sobretodo que llevabamos puesto las botas apreski desde las 8:00.

Al día siguiente, sorprendentemente me levanté con 0 agujetas!!!!!!!!! Mis condiciones físicas han mejorado notablemente.

Los organizadores fueron indulgentes y nos citaron a las 10:00 el viernes. Desayuné un poco porque quería aprovechar la hora del "pica-pica" previsto para a las 12:00 para ir a hacer algunas compras.

Después de 2 horas de charla también sobre equipo y liderazgo (que es a lo que íbamos), nos dio tiempo a todo a picar algo, y a hacer alguna compra.

Llegamos a Madrid a las 19:00. 

El sábado por la mañana fui a correr. Voy progresando: 2 series de 10 minutos corriendo 2 andando. Al principio me costó un poco. Entre la Semana Santa y el viaje de formación he vuelto con 2 kilos de más.

Hoy domingo he descansado, no he hecho ejercicio. 

Entre la Semana Santa y estos días de formación he recuperado 2 kgs de los que pienso liberarme la semana que viene. 

Mañana lunes me toca correr y por la tarde Pilates (con el del mismo Bilbao), seguro que salgo de la clase 1 kg más ligera jaja...

Ya os iré contando...



martes, 2 de abril de 2013

6 semanas para ser un pibón (día 51)

Día 51: Martes post vacaciones..
 
Hola tod@s, espero que hayais disfrutado de una fantástica Semana Santa.
 
La mía, excepto sábado, ha sido como para la mayoría de lo más lluviosa.
 
Me fui a Galicia, un lugar donde como muchos sabréis la alimentación es además de copiosa y abundante, muy buena.
 
Los primeros días me mantuve más o menos, tenía, como os podeis imaginar, excelentes intenciones.
Llegué le miércoles de madrugada, me levanté tarde y no hice ejercicio. Me fui a tomar el aperitivo, acompañado de sus cervecitas.
Me he aficionado a los quintos de Estrella Galicia. Dentro de lo malo, está muy bien porque equivale a un corto de cerveza.  He hecho otro descubrimiento, cuando tomo cerveza como menos...
 
Todo bien, hasta que me encontré con un amigo, que es pintor, y que vive allí como un ermitaño. Os podéis imaginar que cuando se encuentra con gente conocida, pues tiene muchas ganas de hablar...
 
Total, que de el aperitivo pasamos a la comida, en la que no faltó buen vino,  y que se prolongó hasta las 17h30. Hora a la cual decidimos ir a Santiago de Compostela, porque en el pueblo, cuando llueve, tampoco es que haya mucho que hacer.



Me encanta Santiago de Compostela en invierno. Después de un paseo por el Franco, visita ineludible a la Catedral, alguna compra, llegó la hora de los vinos.....
 
Seguimos con las cervezas y las tapas hasta medianoche. Hora fantástica para retirarse al pueblo antes de convertirse en calabaza.
 
El Jueves por la mañana, me levanté a las 10h00 con muy buenas intenciones. La lluvia nos había dado una tregua así que opté por hacer mi entrenamiento de running. 9 minutos corriendo 3 caminando en tres repeticiones.
 
Aguanté muy bien, y eso que el pueblo es más pequeño que el parque al que suelo ir cuando estoy en Madrid. Bueno, la verdad es que me costó un poco empezar. Es muy duro hacer ejercicio con el cuerpo lleno de toxinas.
 
El resto del día fue bastante tranquilo, picoteamos algo y salimos a dar un largo paseo bajo la lluvia.
 
El viernes empezó el desastre... a mediodía almuerzo ligero, tan ligero, que a media tarde no me encontraba demasiado bien y me resucitó un chocolate.
A ultima hora llegaron unas amigas de Santiago y nos fuimos a cenar... el postre "tarta de la abuela 2.0" era de pecado.
Nos acostamos muy tarde, ya sabéis con conversaciones de chicas muy divertidas, acompañadas con Belvedere.
 
Ni que decir que el sábado nos levantamos para ir a visitar el taller del amigo pintor, y tomar el aperitivo en terraza, aprovechando que el sol nos honró con su presencia. Cuando ya se despidió, nos fuimos a comer. Tomé una tortilla francesa con queso y jamón.
 
Por la tarde a preparar maletas para acercarnos al interior a la casa familiar, y disfrutar de una divertida cena familiar.
 
El domingo, pues más de lo mismo, aperitivo, comida familiar.... y a media tarde vuelta a Madrid...
 
He traido conmigo 1 kg más de los que me llevé.
 
Ayer por la mañana no fui a correr, estaba cansada y además tenía clase de Pilates por la noche.
Té blanco, ritual de ducha, almuerzo ligero.
 
Llegué a casa con un hambre... tomé panchitos y galletas antes de irme a Pilates. Me tocaba el entrenador de Bilbao. Salí de la sesión con unas nauseas.... lección: NO COMER ANTES DE PRACTICAR DEPORTE!!!!
 
Esta mañana me levanté muy bien. Fui a correr.. pensé que iba a ser peor. De vuelta a casa, ritual de ducha, té blanco.
 
Al llegar a la oficina tenía una reunión, cuando terminé tomé fresas con zumo de naranja. Me metí en otra reunión. El amuerzo fue rápido y ligero (filete ruso + ensalada + plátano).
 
Cenaré ligero también. Hoy me toca preparar de nuevo la maleta. Mañana a mediodía me voy a Baqueira Beret para una formación de 3 días. Así que jueves y viernes 0 running.
 
Os iré contando.. Supongo que habrá wi-fi en el hotel, que parece ser que a falta de gimnasio tiene un spa estupendo.
 
 
 


martes, 26 de marzo de 2013

6 Semanas para ser un pibón (día 43)


Día 43: La vida es bella...

La vida es bella aunque llueva, y más si una está de vacaciones...

Esta mañana amanecí a las 10h.

Estrené mi nueva ropa para correr. Aguanté muy bien el entrenamiento,

Conmigo el efecto placebo funciona muy bien.

De vuelta a casa, me tomé té blanco.
Después, ritual de ducha.

Cuando me disponía a hacer la maleta, recordé que se me había olvidado una cosa muy importante. El caso es que todos los días, no sé por que motivo acabo en El Corte Inglés.

Esa cosa tan importante era...

Sí un helicóptero de rescate. Es lo que me pidió mi sobrino de 4 años... No las tenía yo todas conmigo. Aproveché para comprarle también un estuche de lápices, plastilina, etc. de Peppa Pig

Angelito, cree que Pocoyó, Peppa Pig y Dora la Exploradora son muy amigos míos.

Cuando llegué a casa empecé a hacer la maleta. Ay! El por si acaso... total que me llevo un maletón que parece que me voy un mes entero. Pero eso me ocurre siempre, aunque en invierno es más fácil, la ropa y el calzado abulta más.

Al terminar, me preparé una ensalada para comer. Arroz, lechuga, huevo duro, bonito, espárrago y tomate.

Cuando acabé, seguí ordenando algunas cosas, y después me puse a escribir... Ahora, tengo que irme. Salgo de viaje en media hora.





6 semanas para ser un pibón (día 42)

Día 42: The final

Hola tod@as,

Espero que estéis disfrutando de estos días pasados por agua. 

A pesar de estar de vacaciones, hoy ha sido un día bastante ajetreado. Me he levantado a las 9:30, y he ido a hacer mi entrenamiento de running.
A la vuelta, ritual de ducha, té blanco.

Después me fui a hacer unos recados y de paso, aproveché para comprarme la correcta indumentaria para practicar footing, que ahora se llama running.

Ya sabéis que tengo las zapatillas adecuadas, las "segundas más mejores" del mercado, pues me fui a por mallas, 













y una cosa que no sé como se llama, pero que está entre cazadora y camiseta de manga larga.




He descubierto una marca nueva que se llama Under Armour, me han dicho que es lo más de lo más. Es increible, la cantidad de marcas nuevas que surgen y que son la pera limonera. Para la ropa de deporte yo siempre he sido muy de Nike, pero me han dicho que tiene un punto macarril... Que le vamos ha hacer, también me gustan algunas canciones de Estopa, así que también me hice con unas mallas cortas de Nike de color azul.

También compré un soporte especial para el iphone, creo que en otra vida he debido ser el Inspector Gadget.. Hay que ver como me pierden las tonterías. Lo he estranado esta mañana, y me tengo que acostumbrar... creo que no me lo puse bien. Primero lo apreté demasiado y me cortaba la circulación, después se me caía, tendré que buscar mi justa medida.


Con todo esto a ver se mejora mi estilo, jeje que es cualquier cosa menos esto..

Para el almuerzo tomé ensalda y un filete a la plancha. Por la tarde estuve enredando en casa hasta que empezó El Secreto de Puente Viejo. Ay!

Más tarde me fui a Pilates. Como casi todas, fue una sesión intensa... al llegar a casa cené tortilla francesa con queso.

Bueno y así fue el día 42. Llegó el momento de hacer balance...

El objetivo eran: -5kgs, yo me quité 4. Casi llego.  Y como bien sabéis, me he saltado la dieta muy a menudo.
Los puntos positivos: he vuelto a hacer deporte. He descubierto running y Pilates. He cambiado mis hábitos, y espero seguir así...

Como os comenté hace unos días, cuando empiezas a hacer ejercicio el peso se incrementa al principio, para bajar después. Me queda un mes para que eso me ocurra, y os lo pienso contar!

Ya sé que son muchas cosas, pero creo que las indicaciones de Venice Foulton merecen la pena. Al fin y al cabo, no ha inventado nada... comisa sana y ejercicio. No hay secretos! Pero eso ya lo sabemos ¿Verdad?

Ánimo!!!



lunes, 25 de marzo de 2013

6 semanas para ser un pibón (día 41)


Día 41: Domingo de Ramos...

¿Que me quiten lo bailao??? Me acordé de esa expresión durante mi tiempo de ejercicio,
Salí a caminar durante una hora, y me costó horrores... Que difícil es hacer ejercicio con el cuerpo lleno de toxinas.

De vuelta a casa ducha + té rojo.

En el almuerzo me porté bien: ensalada + solomillo y un poco de pan. Previamente uno poco de aperitivo pero sin cerveza. La cambié por coca-cola light.

Ayer hizo un tiempo bastante malo. Se estaba muy bien en casa.  

Por la noche estuve picoteando... un poco de queso, jamón de pavo, y huevo duro. También tomé un poco de pan. Es que me gusta mucho!!!

Mañana llegamos al día 42....

El resultado......


6 semanas para ser un pibón (día 40)

Día 40: Ay! los sábados!

Me levanté muy bien con mucha energía.
Salí a correr. Aguanté muy bien el entrenamiento.
Al volver a casa té + ritual de ducha

Después ya sabéis.. las labores típicas del sábado por la mañana, compra, etc... qué pereza. 

Almuerzo, muslitos de pollo marinados con salsa teppanyaki. Los hice yo!!!  y oh! sorpresa! Estaban buenos!!! Aunque un poco sosos. Los acompañé con arroz basmati, que se benefició de la sal que no puse en el pollo. No tengo noción de cantidades ni de espacio...pero, en lo de cocinar parece que voy progresando adecuadamente... Aunque confieso que no me gusta demasiado.

Venga va, un día de estos me aventuraré a hacer un cocido... ;)


A veces me gustaría ser como la protagonista de Agua como para chocolate, la madre de la serie 5 Hermanos, se pasan horas en la cocina preparando unos platos, que ni Ferrán Adriá. Cuidan y miman cada ingrediente, como un artista preparando una obra de arte. No sé hacer eso, pero me encantaría.
La verdad: como ama de casa no tengo precio... No sé cocinar, ni coser, planchar lo justo, se me cae la casa encima. Menos mal que nunca tuve asignatura de "labores", hubiera suspendido año, tras año.

La tarde la dediqué a enredar un poco con los videojuegos y a dormir el bodrio de película de la tele. Creo que los canales de TV eligen la programación a propósito los sábados y domingos por la tarde.

Por la noche, fue el gran desastre. Fui a cenar con unos amigos aun restaurante Argentino. Antes de la cena, cervecitas, durante la cena vino argentino, no muy bueno por cierto, pero no recuerdo el nombre.
Para compartir queso provoleta. Después me tomé una milanesa napolitana. Sí sí, habéis leido bien: milanesa napolitana. Yo tampoco sabía que eso existía. Consiste en la milanesa de toda la vida, cubierta por una loncha de jamón york y queso fundido. Vaya una bomba.
El postre, de pecado, tarta de chocolate con dulce de leche... menos mal que era compartido. Por supuesto no faltó orujo al final.

No tuve cargo de conciencia, lo siento, disfruté de una cena rica, aunque nada saludable, con una buenísima compañía. ¿Sabéis qué? Que me quiten lo bailao...