Archivo del blog

martes, 5 de marzo de 2013

6 días para ser un pibón (día 22)

Día 22: Ni running, ni dancing in the rain ni nada de nada...

A este paso no sé en que me voy a convertir, desde luego en un pibón, me parece que no. Hoy ha sido un día un poco desastre. Mientras no me convierta en hormiga... Perdón pero no he podido evitar recordar este libro, que me regaló mi querida María Eugenia y con el que me reí mucho.

Me estoy dando cuenta de que los libros de dieta están muy bien, pero con la condición de que una no trabaje, ni tenga otra obligación que ocuparse de sí misma. Querida Codornie, con 1 hijo, 3 perros, casa, trabajando... tú eres una heroína.

Pues bien me encantaría contaros que empecé la mañana ....
parecido pero cambiando los zapatos de claqué por zapatillas de correr.

Siento decepcionaros, pero no ha podido ser.
Me desperté a las 9:00 y tenía una reunión a las 9:30. Afortunadamente el lugar de encuentro está muy a 5 mns de mi casa.
La secuencia fue la siguiente: Abro los ojos... grito Aaahhh! me levanto, ducha rápida (ni ducha fría ni nada claro), me visto, y salgo corriendo. Llegué a las 9:25. Uf!
Tomé un té normal. Después me fui a la oficina. ¡¡Había fresas!!.
Después de contestar a unos mails y hacer alguna llamada me vuelvo a ir.
Tenía un almuerzo y sesión de fotos por la tarde.  

Hoy llueve, así que: atasco! Me despisto y me pierdo: ¡¡Bendito GPS!! ¿Os acordáis de cuando había mapas? Menos mal que han pasado a la historia. Por cierto, si no lo habéis leido ya, os recomiendo este libro, os sorprenderán las explicaciones científicas de esas cosas que muchas veces nos hacen decir: "¡Hombres!"


Bueno a lo que iba, que empieza Gran Hotel. Sí una desgracia la mía, me engancho a las series con una facilidad... Pero no a todas eh?

El almuerzo de hoy ha sido un poco extraño, pedí ensalada mixta + brocheta de pollo. El primero era exactamente lo que decía que era, el segundo eran más bien 6 palillos, que sujetaban unas albondigas de pollo.

Después de una tarde divertida, que gusto cuando se trabaja con buen rollo... al terminar, otra vez en el coche de camino a casa, para cambiarme. Hoy tocaba: Pilates!!!!

La clase ha estado bien. Me sigue costando hacer algunos ejercicios, más que nada porque estoy trabajando partes de mi cuerpo de las que desconocía la existencia. No me siento tan dolorida como la semana pasada.

Cené pavo a la plancha y postre de soja.

Espero levantarme con tiempo mañana para poder hacer el entrenamiento de running que no pude hacer hoy...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

a mi también me interesa tu experiencia