Archivo del blog

sábado, 9 de marzo de 2013

6 semanas para ser un pibón (día 25)

Día 25: desastre total...


Ya estoy de vuelta. Ayer viernes, fue un día complicado para la dieta. Os comenté mis ataques de hambre estos días atrás...

El día empezó muy temprano, me tenía que levantar a las 6:30, así que no fui a correr... Tenía que asistir a unas jornadas para mujeres que organiza mi empresa una vez al año.
Desayuno: no había té... no me gusta el café así que me conformé con un zumo de piña. Pequé con 2 piezas de bollería no había otra cosa...

Lo mejor del día fue una ponencia de Teresa Perales:

No puedo describir lo que transmite esta mujer. Es realmente maravillosa. Su sonrisa brillante es permanente e ilumina cualquier lugar en el que esté. Tiene un discurso que te pone la piel de gallina. Eso es superación, lo demás son tonterías. Espero que tengáis algún día de tener la suerte de poder coincidir con ella, porque creo que es una suerte.

Bueno después de visitas a fábricas, etc.. Había quedado con mi amiga María Eugenia a las 16:30.  Con los atascos que provocó la lluvia llegué media hora tarde, y todavía no había comido.
Quedamos en José Luis, ¿Quién puede resistirse a la ensaladilla rusa o tortilla de José Luis? Yo no pude. Después de un picho de cada, y 3 copas de vino me fui a mi clase de meditación. Que horror, prometo no volver a hacerlo.

Me fui en taxi, eso sí volví en Metro. Como os conté el otro día, hacía muchos años que no usaba ese medio de transporte, y la verdad me resulta muy gratificante, y no solo por las escaleras. Me encanta observar a la gente. Tenía frente a mi a dos señoras mayores, que hablaban de dietas, de como se encontraban.  Una empezó a contarle a la otra que se había encontrado con María, y que le había llamado la atención lo muy delgada que estaba. Por lo que pude entender, María ha sufrido una gran tragedia en su vida. La conclusión de la oradora fue: " ni dietas ni nada, para adelgazar no hay nada mejor que un buen disgusto!" Mejor tratemos de adelgazar sin disgustos eh?

Bueno mi peso sigue igual.

Que complicadas somos las mujeres, sobretodo en eso de las dietas, creo que tenemos un factor hormonal que ningún dietista toma en cuenta.

La cena del viernes no fue mucho mejor... me encontraba con una resaca tremenda. ¿Qué ocurre cuando tienes resaca? Que tienes hambre, mucha hambre de cosas que no están permitidas en una dieta.  No cené realmente tomé patatas fritas y chocolate. 

Como decía al principio el viernes no ha sido un gran día...






2 comentarios:

  1. Me encanta el blog!! me río un montón!. Es verdad lo de la resaca...me choca profundamente que la gente no quiera comer de resaca (eso es porque acabaron pasadisimos) pero lo que es yo...me entra una morriña de guarradas al día siguiente (pizza, patatas, golosinas, chocolate...) APUF a mi no me dan miedo las copas que las quemas bailando..es peor el día siguiente...:). Tú no te preocupes con el peso y hazte un mini-retillo tipo que esta semana hay que bajar si o si! cuídate mucho más y ya verás como eso mismo te motivara a hacerlo todavía mejor (te habla una a la que le puede la ansiedad y ahora mismo está es horas bajas pero seguimos hasta el finaaal)

    ResponderEliminar
  2. Hola Noemi, muchas gracias por tu motivador comentario. Me alegro mucho de que te rías con mis aventuras... Hoy estoy mucho mejor de ánimos y hasta el momento me he portado medianamente bien. A ver como termino el día....


    ResponderEliminar

a mi también me interesa tu experiencia