Archivo del blog

lunes, 25 de marzo de 2013

6 semanas para ser un pibón (día 40)

Día 40: Ay! los sábados!

Me levanté muy bien con mucha energía.
Salí a correr. Aguanté muy bien el entrenamiento.
Al volver a casa té + ritual de ducha

Después ya sabéis.. las labores típicas del sábado por la mañana, compra, etc... qué pereza. 

Almuerzo, muslitos de pollo marinados con salsa teppanyaki. Los hice yo!!!  y oh! sorpresa! Estaban buenos!!! Aunque un poco sosos. Los acompañé con arroz basmati, que se benefició de la sal que no puse en el pollo. No tengo noción de cantidades ni de espacio...pero, en lo de cocinar parece que voy progresando adecuadamente... Aunque confieso que no me gusta demasiado.

Venga va, un día de estos me aventuraré a hacer un cocido... ;)


A veces me gustaría ser como la protagonista de Agua como para chocolate, la madre de la serie 5 Hermanos, se pasan horas en la cocina preparando unos platos, que ni Ferrán Adriá. Cuidan y miman cada ingrediente, como un artista preparando una obra de arte. No sé hacer eso, pero me encantaría.
La verdad: como ama de casa no tengo precio... No sé cocinar, ni coser, planchar lo justo, se me cae la casa encima. Menos mal que nunca tuve asignatura de "labores", hubiera suspendido año, tras año.

La tarde la dediqué a enredar un poco con los videojuegos y a dormir el bodrio de película de la tele. Creo que los canales de TV eligen la programación a propósito los sábados y domingos por la tarde.

Por la noche, fue el gran desastre. Fui a cenar con unos amigos aun restaurante Argentino. Antes de la cena, cervecitas, durante la cena vino argentino, no muy bueno por cierto, pero no recuerdo el nombre.
Para compartir queso provoleta. Después me tomé una milanesa napolitana. Sí sí, habéis leido bien: milanesa napolitana. Yo tampoco sabía que eso existía. Consiste en la milanesa de toda la vida, cubierta por una loncha de jamón york y queso fundido. Vaya una bomba.
El postre, de pecado, tarta de chocolate con dulce de leche... menos mal que era compartido. Por supuesto no faltó orujo al final.

No tuve cargo de conciencia, lo siento, disfruté de una cena rica, aunque nada saludable, con una buenísima compañía. ¿Sabéis qué? Que me quiten lo bailao...






2 comentarios:

  1. Jejeje, claro que si! Hoy es la segunda vez que digo esto, la vida son dos días y uno esta lloviendo así que carpe diem! Y pese a un vino regulin una excelente compañía, risas y buena mesa, que más quieres! :-)

    El cocido es lo mas fácil del mundo! Todo a la olla,se cuece y voilá, todo hecho...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja!!! Es que soy muy muy torpe en la cocina..

    ResponderEliminar

a mi también me interesa tu experiencia